TIRAMISÚ DE LIMÓN

martes, mayo 07, 2019


De nuevo nos atrevemos con otro postre en vasitos, y ya van ......., bueno unos cuantos. He versionado el famoso postre italiano tiramisú para darle un intenso sabor a limón, a lo que ayuda la crema de lemon curd y el limoncello en el que van bañado los bizcochos. El resultado es un postre ideal y fresco para los amantes del limón. La diferencia con el postre original es la falta de café y de algún otro licor como Amaretto que puede llevar el tiramisú original, y además tampoco lleva cacao en polvo


INGREDIENTES:

  • Para el lemon curd:
  • 125 gr. de azúcar
  • 100 gr. de zumo de limón
  • Ralladura de limón
  • 2 huevos
  • 60 gr. de mantequilla
  • Para la crema de mascarpone:
  • 2 huevos
  • 250 gr. de queso mascarpone
  • 3 cucharadas de azúcar
  • Para el resto del postre:
  • 10 bizcochos de soletilla
  • Un buen chorreón de limoncello



PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será la crema de lemon curd para que se enfríe, por lo que podemos hacerla un día antes. Rallamos la piel del limón y trituramos junto con el azúcar (podéis hacerlo en la Thermomix o donde lo hagáis habitualmente). Añadimos a un cazo el zumo de limón, la mezcla de azúcar y ralladura de limón, añadimos también los dos huevos y ponemos al fuego, al baño María, hasta que comience a espesar, sin que llegue a hervir. Entonces añadimos la mantequilla e integramos. Una vez cuajado todo sacamos del cazo y ponemos en un tarro hermético, dejando que que se enfríe totalmente. 



Una vez que la crema de limón esté fría preparamos la crema de mascarpone. Para ello separamos las claras de las yemas. Montamos las claras a punto de nieve y reservamos. Por otro lado batimos las yemas junto con el azúcar hasta que blanqueen, entonces añadimos el queso mascarpone y seguimos batiendo. Una vez que la crema haya cogido cuerpo mezclamos con las claras montadas, con movimientos envolventes

Ahora vamos a montar los vasitos, para ello mojamos los bizcochos en limoncello y ponemos un bizcocho troceado en la base. Añadimos una capa de crema de mascarpone con la ayuda de una manga pastelera para hacerlo más fácil. Después ponemos otra capa generosa de lemon curd. Añadimos otra capa de bizcochos mojados en limoncello, continuamos con otra capa de crema de mascarpone y terminamos con una cucharadita de lemon curd. Refrigeramos hasta la hora de servir, al menos unas cuatro horas.


Si queréis hacer el postre apto para niños podéis prescindir de bañar los bizcochos en limoncello, podéis sustituirlo por un almíbar ligero de limón.
Espero que os gusten.

También te gustará

2 comentarios

Seguidores de BLOGGER

Subscribe