CONSEJOS PARA SACARLE EL MÁXIMO PARTIDO A TU HORNO

sábado, noviembre 02, 2019




Casi todo el mundo tiene un horno en casa. Es un aparato funcional, versátil y capaz de dar a luz increíbles recetas, pero hay ocasiones en las que no se le da un uso adecuado. Para facilitar que le saques el máximo partido a tu horno y evites caer en errores que podrían estropear tus recetas, te proponemos, a continuación, una serie de tips básicos para que te manejes como un experto con tu horno.

7 consejos para disfrutar más de tu horno

1. La importancia de precalentar el horno
No, no es un mito. Precalentar el horno es de lo más importante si queremos que todo vaya bien. Lo ideal, es precalentar durante unos 10-15 minutos antes de introducir los ingredientes en el horno, ya que, de ese modo, se produce una distribución y asentamiento del calor, que optimizará la cocción.

Este acondicionamiento es importante, ya que de otro modo podría interferir en las reacciones químicas de la comida. Es decir, que de introducir los alimentos directamente en un horno frío se producirían los dos efectos más temidos por un chef:
Un plato dorado por fuera y crudo por dentro.
O, en el caso de la panadería y la pastelería, que la mezcla no suba.

2. Colocar la bandeja en la rejilla correcta
No somos expertos en termodinámica, pero sabemos que el calor de los hornos eléctricos va desde abajo hasta arriba, es decir, que se produce una condensación en la parte superior del horno. Por lo tanto, si la receta de elección requiere una cocción lenta, habrá que colocarla en la balda de abajo, mientras que, si sólo necesita un gratinado, se colocará en la parte de arriba.

3. Revisar siempre que los moldes sean aptos para horno
La regla de oro para no olvidar qué materiales son aptos para horno es la siguiente:
El horno funciona por resistencias eléctricas, de modo que no acepta el plástico, mientras que el microondas funciona por ondas electromagnéticas, por lo que no acepta el metal.
En consecuencia, menos el plástico y la cerámica, los materiales aptos para horno son: metal, aluminio, acero inoxidable, vidrio, barro y piedra.

4. Tener en cuenta los tiempos de cocción
Por lo general, se tiene tan asimilado el concepto de 20 minutos a 180ºC, que se da por hecho que todas las recetas funcionan así.

Hay que tener en cuenta, como se decía en un principio, que los alimentos están formados por compuestos que se comportan de un modo u otro frente al calor, con sus consecuentes reacciones químicas. Por lo tanto, no se puede esperar una misma cocción del pescado frente al pollo, o de una verdura más carnosa y seca, frente a otra más fina y jugosa.

Existen tablas de tiempos que ayudan a calcular bien la temperatura y temporalización de la cocción, evitando, así, el gran error de cocinar a ojo.

A menos que se esté experimentando, es importante seguir las recetas al pie de la letra, ya que, de otro modo, los resultados pueden variar. Si es preciso un tiempo concreto a una temperatura determinada, no vale calcular mediante reglas de tres para reducir los tiempos.

5. No abrir el horno constantemente
Abrir el horno a lo largo de la cocción sólo contribuye a que se pierda calor y se estropee la receta. De ser necesario abrir la puerta del horno, lo recomendable es:
En el caso de la repostería, esperar al menos 20 minutos para que la mezcla no baje.
En el caso de la cocción de carnes, esperar el tiempo prudencial indicado en la receta, para asegurarse de que la carne está sellada. Y, de ser posible, utilizar un termómetro de cocina en lugar de un tenedor, porque de ese modo no se pierden los jugos.

En este punto, caben ser mencionadas unas claves de seguridad para garantizar una buena experiencia con el horno:
Una vez terminada la cocción, no acercar la cara al horno recién abierto, ya que los vapores pueden causar quemaduras.
Esperar unos minutos a que los productos horneados se atemperen, agarrando la bandeja o recipiente con unos guantes de cocina o un paño seco.
En el caso de la repostería, dejar que el producto se enfríe antes de comenzar a decorar.

6. Saber identificar qué alimentos se pueden preparar al horno
Efectivamente, como se dijo antes, cada ingrediente necesita de un mayor o menor tiempo de cocción, a más o menos temperatura; sin embargo, existen alimentos como las verduras de hoja, que directamente no se pueden meter en el horno, al no contener jugos suficientes para mantener la hidratación.

7. Mantener la limpieza del horno
Es muy importante mantener la higiene del horno, puesto que, de haber una proliferación de microbios, iría todo a parar a la boca. Los métodos de limpieza para hornos son:
La limpieza clásica con agua y desengrasante mientras quede calor residual en el horno.
La función de aqualisis que viene incluida en algunos hornos (limpia la suciedad con agua y jabón a 270ºC).
La función de pirólisis, que también es un extra de algunos hornos (calcina la suciedad a 500ºC, sólo siendo necesario retirar las cenizas una vez que el proceso ha terminado).


Disfrutar de los beneficios de tener un horno en casa
Siguiendo estos consejos, seguro que tu experiencia en la cocina se verá incrementada para mejor, tus recetas lucirán el doble y sabrán más apetitosas.

En último lugar, recuerda que en función de tu afición a la cocina cuentas con distintos modelos de horno, desde el convencional, horno-microondas y multifunción, hasta el de vapor.

En función del horno que tengas, su comportamiento en la cocción será de un modo u otro, por lo que no temas a apostar por un aparato de gama alta, si cocinas con frecuencia.

Recuerda que cuentas con amplios catálogos de marcas muy conocidas de toda la vida, como Teka, que ofrecen funciones que se adaptan a todos los tipos de perfil. Así como accesorios para tu horno actual. ¡No tienes excusa para no pasarlo genial en la cocina!

¿Te gustaron estos consejos? ¿Cuál te pareció más útil?




También te gustará

3 comentarios

  1. Me han gustado mucho los consejos sobre el horno y hay algo que me intriga mucho, el hojaldre, unos dicen que hay que cocerlo a 180º otros a 200º y otros a 220º, no hago más cosas con hojaldre debido a esto no sé que temperatura le va mejor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado Rosa, yo normalmente horneo a 200º el hojaldre, aunque en los envases suele venir la temperatura a que se debe hornear según la marca. Un saludo.

      Eliminar

Seguidores de BLOGGER

Subscribe