CÓMO HACER SALADITOS CASEROS

lunes, agosto 06, 2018


Tener una plancha de hojaldre en la nevera es siempre un gran recurso en la cocina, porque son infinitas las salidas que se le puede dar. En este caso he preparado unos saladitos variados, una opción perfecta para llevar a una cena de picoteo, y con la posibilidad de elegir el relleno que más nos guste. Ya veréis que son tan fácil de hacer que ya no los vais a comprar nunca más. 

Los he preparado con tres rellenos distintos, unos de sobrasada, otros de salchicha y otros con una mezcla de atún con tomate.


INGREDIENTES:


  • 1 plancha de hojaldre rectangular refrigerada
  • Sobrasada
  • Salchichas tipo frankfurt
  • 1 lata de atún
  • Unas cucharadas de tomate frito
  • Un huevo para pintar el hojaldre
  • Unas semillas de sésamos para la superficie de los saladitos





PREPARACIÓN:

Abrimos la plancha de hojaldre y extendemos un poco con la ayuda de un rodillo. Hacemos tres cortes, dividiendo la masa en tres tiras del mismo tamaño de ancho aproximado.


Mezclamos la lata de atún escurrida con unas cucharadas de tomate frito. La mezcla la ponemos en el centro de la tira de hojaldre, hasta abajo. Pintamos con huevo los extremos del hojaldre y cerramos. Damos la vuelta al rulo y cortamos los saladitos de unos cuatro centímetros aproximadamente. Disponemos sobre la bandeja del horno con papel vegetal. Pintamos con el huevo batido y espolvoreamos sésamo.

En otra de las tiras ponemos las salchichas en el centro, hasta llegar abajo, si no cabe entera la última cortaremos para que no sobresalga del rulo. Cerramos de la misma forma que el anterior y cortamos también igual. Disponemos sobre la bandeja de horno y pintamos con huevo, espolvoreamos con sésamo.

La tira la rellenaremos con la sobrasada bien extendida por en centro y procedemos de igual forma que las anteriores.


Introducimos en el horno precalentado a 200º hasta que estén dorados, sobre unos 15 minutos, dependiendo de la potencia de nuestro horno. Sacamos y servimos calientes, templados o fríos, puesto que aguantan muy bien el paso de las horas.



En esta ocasión hemos acompañado los saladitos caseros del vino Con un Par de las Bodegas Vicente Gandía, vino de las variedades Monastrell y Petit Verdot, con denominación de origen Valencia,  con color de media intensidad y tono rojo amoratado, vivo y brillante. Muestra aromas a frutas rojas confitadas junto a notas refrescantes y de especias. Entrada en boca potente y de gran personalidad. Un vino muy bien estructurado, suave y fresco. Postgusto persistente y muy agradable. Un vino que podéis encontrar a un precio aproximado de 6 euros la botella pero que ahora lo tienen en oferta en su web, a 3,99. 


Con estos saladitos caseros y la recomendación del vino os dejo esperando que tengáis un comienzo de semana estupendo.


También te gustará

1 comentarios

  1. me encanta hacer de vez en cuando , en casa los de sobrasada siempre . un besote

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe