ALCACHOFAS RELLENAS DE LANGOSTINOS

jueves, diciembre 10, 2020

 


Seguimos con ideas para las fiestas navideñas. En esta ocasión le ha tocado el turno a unas alcachofas rellenas de langostinos. Se trata de una receta muy sencilla de elaborar y que hará las delicias de los amantes de las alcachofas, y de paso le damos el protagonismo que se merece una verdura que no siempre tiene el éxito deseado. Y de paso os dejo el enlace de la entrevista que me han hecho desde Alcachofa de España, donde podéis conocer algo más de mi. Espero que os guste. 



INGREDIENTES DE LAS ALCACHOFAS RELLENAS DE LANGOSTINOS:

  • 8 alcachofas grandes
  • 16 langostinos (los míos congelados)
  • 1 cebolla mediana
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de harina
  • 300 gr. de tomate triturado
  • 100 ml. de coñac
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Perejil fresco





PREPARACIÓN DE LAS ALCACHOFAS RELLENAS DE LANGOSTINOS:

Pelamos los langostinos, dejando 8 de ellos con la cola. Reservamos las pieles y las cabezas restantes. Con ellas preparamos un caldo en una cazuela con 750 ml. de agua y una rama de perejil. Llevamos a ebullición y dejamos a fuego medio durante una media hora. Colamos el caldo, aplastando las cabezas para que suelten todo su jugo y reservamos.

Ahora preparamos la salsa, para ello en una sartén con unas cucharadas de aceite rehogamos la cebolla y los ajos picados, hasta que estén pochados. Añadimos una cucharada de harina y la salsa de tomate, junto con un cazo del caldo de las cabezas de los langostinos. Dejamos a fuego medio bajo durante unos 15 minutos. Reservamos.

Por otro lado troceamos los langostinos, menos los 8 que hemos reservado con cola que los dejaremos enteros. Salteamos todos en una sartén, añadimos el coñac y flambeamos hasta que la llama se apague. Añadimos unas cucharada de harina y un cazo de caldo de las cabezas de los langostinos. Rehogamos durante unos minutos hasta que el relleno espese. Reservamos.




Limpiamos las alcachofas desechando las hojas más superficiales sin exagerar mucho, ya que la alcachofa va rellena y necesita estabilidad, por lo que dejaremos algunas hojas que sólo harán de sustento y sólo nos comeremos después el corazón y las más tiernas. Frotamos con limón cada alcachofa y cocemos en agua hirviendo con sal y unas ramitas de perejil hasta que estén tiernas, sobre unos 25 minutos. Sacamos las alcachofas y dejamos escurrir el exceso de agua. Después vamos abriendo con cuidado el interior, y allí introducimos una cucharada de relleno. Terminamos decorando cada una de las colas de langostinos. 

Horneamos las alcachofas a 200º durante unos cinco minutos. Y después servimos con un fondo de la salsa de tomate que teníamos reservada. 





Ha resultado una receta deliciosa, por lo que os animo a que la preparéis en casa.
Feliz jueves.


También te gustará

3 comentarios

Seguidores de BLOGGER

Subscribe