POTAJE DE VIGILIA

viernes, abril 10, 2020


El día de hoy no estaba en nuestro guion, en el que teníamos desde hace meses. El viernes Santo siempre es un día especial, aunque en casa no seamos muy devotos de la Semana Santa, pero son días de asueto, de cervezas, de playa, de procesiones nocturnas, de estar con los amigos, momentos divertidos, de risas...., pero el escenario ha cambiado y nuestra vida desde hace casi un mes es otra, la de paseos a la ventana durante el día, esperando que el sol salga por lo menos para preparar la terraza y tomar un poco de aire y sol.... pero ni el tiempo nos acompaña, por lo que es un día gris. Van pesando ya cada vez más los días y no vemos el fin del confinamiento próximo, ya nos queda en una incógnita hasta saber cómo va a ser nuestro verano.

Una de las tradiciones de este día es tomar el Potaje de Vigilia, así que os dejo la receta por si os animáis hoy o cualquier otro día. Podéis prepararlo con garbanzos de bote para hacerlo más rápido. O si no los usáis podéis cocer los garbanzos en la olla rápida o exprés. O si os sobra tiempo podéis cocinarlos de forma tradicional también.




INGREDIENTES (para dos personas):

  • 400 gr. de garbanzos (si no los usáis de bote los pondréis en agua la víspera)
  • 2 zanahorias
  • 1 puerro
  • Unos granos de pimienta
  • 1 hoja de laurel
  • Sal
  • 200 gr. de bacalao desalado
  • 200 gr. de espinacas frescas o congeladas
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 1 cucharadita de pimientón dulce
  • 2 huevos cocidos
  • Unas rebanadas de pan frito





PREPARACIÓN:

Este paso lo saltaríamos en caso de poner garbanzos ya cocidos. En caso contrario, tenemos que cocer los garbanzos que tenemos en remojo desde la víspera. Para ello cubrimos los garbanzos con agua suficiente (menos cantidad si cocinamos en la olla rápida o más cantidad si cocinamos a fuego lento, de forma tradicional), añadimos dos zanahorias peladas y cortadas y un puerro, junto con unos granos de pimienta, la hoja de laurel y sal. Cocemos unos 20 minutos en olla rápida, desde que empieza a hervir, una hora y media aproximadamente de forma convencional.



Una vez cocidos los garbanzos rehogamos en una sartén la cebolla y los ajos picados, cuando estén transparente añadimos el tomate rallado y el pimentón y rehogamos unos minuto más, añadimos el bacalao desalado en trozos pequeños o medianos,  rehogamos unos minutos. Lavamos y cortamos las espinacas.

Abrimos la olla con los garbanzos, y quitamos la espuma que haya podido soltar el agua durante la cocción, sacamos la zanahoria y el puerro. Comprobamos el  nivel de agua para añadir o quitar, y vertemos las espinacas, por último  añadimos el sofrito y dejamos cocinar durante unos diez minutos. 

Servimos acompañado de huevo cocido y de unas rebanadas de pan frito.


Feliz Viernes Santo.


También te gustará

3 comentarios

  1. Nunca comi mas pelos ingredientes e pelo delicioso aspecto , tenho a certeza que ia gostar.
    Boa páscoa

    ResponderEliminar
  2. Que delicia. Aquí tb mantenemos la tradición d 0 carne

    ResponderEliminar

Seguidores de BLOGGER

Subscribe