TRENZA DE CANELA (ESTONIAN KRINGLE)

jueves, enero 03, 2019


Han pasado los días fuertes de la Navidad, aunque aún nos queda un último asalto, el día de Reyes. Y en esta ocasión os traigo en lugar de nuestro tradicional roscón de reyes, una trenza de canela procedente de Estonia (la  famosa Estonian Kringle) y que se prepara en épocas navideñas. No me extraña que haya tenido tanto éxito, y que la receta corra como la pólvora, pues está riquísima. Tengo que practicar con la forma, porque no me ha quedado tan bonita como otras que he visto por la red, pero la verdad es que su sabor lo compensa todo.


INGREDIENTES:


  • Para la masa:
  • 300 gr. de harina de fuerza
  • 50 gr. de azúcar
  • 120 gr. de leche
  • 1 sobre de levadura instantánea de panadería o 15 gr. de levadura fresca
  • 30 gr. de mantequilla a temperatura ambiente
  • 1 huevo
  • 1 pellizco de sal
  • Para el relleno:
  • 60 gr. de mantequilla
  • 75 gr. de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de canela molida
  • 50 gr. de nueces peladas


PREPARACIÓN: 

Ponemos la harina en el bol, añadimos el azúcar y la sal. Mezclamos. Disolvemos la levadura en la leche y añadimos a la mezcla. También añadimos el huevo y seguimos mezclando. Por último añadimos la mantequilla en dados y empezamos con el amasado (si lo hacéis en la Kitchen Aid cambiamos al accesorio de gancho, ya que en los pasos del mezclado habremos usado la pala). Amasaremos durante unos diez o quince minutos, hasta que veamos que la masa es lisa y elástica.


Introducimos la masa en un bol aceitado y tapado con film transparente. Dejamos hasta que doble su volumen, sobre una hora o un poco más. Sacamos la masa y desgasificamos, para que suelte el aire. Dejamos sobre la encimera unos diez minutos para que se relaje antes de estirar.


Preparamos el relleno derritiendo un poco la mantequilla y mezclando con el azúcar y la canela, por último añadimos los trozos de nueces. 


Estiramos la masa con un rodillo de forma rectangular. Extendemos el relleno por encima. Cerramos en forma de rollo la masa. Cortamos por la mitad dejando sin cortar un extremo. Enlazamos en forma de trenza con el corte hacia arriba y finalmente unimos la trenza para darle forma de rosco. Dejamos la masa tapada esperando que doble su volumen, sobre una hora. A la media hora encendemos el horno y precalentamos a 190º. Introducimos en el horno cuando haya doblado su volumen y horneamos durante unos 20 o 25 minutos. Sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla totalmente. Espolvoreamos con azúcar glass por encima (aunque también podéis ponerle un glaseado hecho con azúcar glass, una clara de huevo y un poco de zumo de limón, mezclando hasta conseguir una consistencia espesa).



Sin duda no vamos a esperar a que vuelva a ser Navidad para volver a hacer esta receta porque es un bollo que nos ha gustado muchísimo en casa.
Con él os dejo esperando que paséis un feliz fin de semana de Reyes.


También te gustará

3 comentarios

  1. ¡Qué buena pinta por favor! tiene que estar súper rica.
    Besos.

    Gemeladas

    ResponderEliminar
  2. Te ha quedado muy bien.
    Bien chulas las fotos :-))
    Un saludito

    ResponderEliminar
  3. Yo la hice el año pasado y nos encantó en casa. Queda súper chula y está deliciosa! La tuya te ha quedado genial y las fotos son una muestra de ello.
    Besitos desde Recetario Sano!

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe