OLLA DE SAN ANTÓN

lunes, enero 15, 2018


El día 17 de enero es San Antón y es tradición en la provincia de Granada (aunque no tanto aquí en la costa) la elaboración de la olla de San Antón. Se trata de un cocido que emplea diversas partes del cerdo en su elaboración. La denominación proviene de la celebración de la matanza del cerdo que se realiza cerca de la festividad de San Antón (el 17 de enero). Entre el las viandas empleadas en su elaboración se encuentra la oreja, el espinazo, la careta, magro del jamónrabo, etc. Las legumbres empleadas suelen ser una mezcla de habas y judías.



Se trata de un plato hiper calórico, de esos de tomar sólo una vez al año, pero es verdad que con estos fríos apetece, por lo menos comer un poquito. Hace tiempo que tenía ganas de prepararlo, y éste año ha sido el elegido para probarlo. Lo he preparado en la olla rápida, aunque luego lo he presentado en la cazuela de barro, que es la forma típica de hacerlo, aunque la mía no es muy grande y por eso he tenido que usar la olla rápida.


He visto varias recetas en la red, en algunas también se pone garbanzos, en otras se pone otras partes del cerdo, realmente no es obligatorio una cosa u otra, si no cualquier parte del cerdo. Lleva arroz y patatas, aunque yo prescindiría por lo menos de la patatas, que no veo que le aporte mucho, ya lleva suficiente sustancia. 


INGREDIENTES (nos salen unos seis platos , aunque pringá si sale para muchas más raciones):


  • 250 gr. de habas secas
  • 100 gr. de judías blancas
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento choricero
  • 1 cabeza de ajos
  • 1 hinojo
  • 1 hueso de espinazo
  • 1 hueso de jamón
  • 200 gr. de costilla de cerdo
  • 200 gr. de panceta
  • 1 oreja de cerdo
  • 1 rabo de cerdo
  • 100 gr. de tocino añejo
  • 2 morcillas
  • 100 gr. de arroz
  • 2 patatas
  • 1 rama de tomillo
  • 3 ramos de hinojo
  • Perejil




PREPARACIÓN:

El día anterior pondremos las habas y las judías en agua. A la mañana siguiente colocamos el hueso de espinazo, el de jamón, la costilla de cerdo, la panceta, el rabo, la oreja y el tocino añejo en la olla, cubrimos de agua y tapamos. Cuando empiece a hervir contaremos diez minutos, y después de un ratito abriremos la olla. Con este paso previo conseguimos que las carnes suelten parte de su grasa, ya que de cocinarlo todo a la vez toda esa grasa se quedaría en el plato final.


Limpiamos la olla y añadimos todos las carnes y huesos de nuevo. También añadimos las legumbres, una cebolla entera, un hinojo, el pimiento choricero sin pepitas ni tallo y una cabezas de ajo entera. Cubrimos todo de agua. Tapamos de nuevo la olla y desde que comience a hervir dejaremos unos 20 0 25 minutos. Abrimos la olla y comprobamos que las legumbres estén tiernas. Rectificamos de sal y añadimos las patatas peladas y cortadas, añadimos las ramas de hinojo y la de tomillo, cocinamos hasta que las patatas estén a media cocción, unos diez minutos. Entonces añadimos el arroz. Mientras, en un cazo cocemos las morcilla dentro de un paquete de papel de aluminio, para que no se rompan.


Cuando el arroz esté cocido retiramos del fuego y añadimos unas ramas de perejil. Servimos el plato sin la pringá que la serviremos en un plato diferente, para que cada comensal vaya cogiendo su porción.

En la mayoría de los  restaurantes se suele acompañar de remojón granadino, por eso de compensar un poco, aunque, sinceramente, nosotros lo hemos tomado sólo, no podíamos más.....

Pues con este plato tan granadino y de estos días os dejo esperando que os animéis a prepararlo, por lo menos alguna vez.

Feliz lunes.



También te gustará

1 comentarios

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe