TARTA DE CHOCOLATE BLANCO CON MOUSSE DE FRESAS Y PISTACHOS

viernes, enero 19, 2018


El domingo pasado celebraba mi 42 cumpleaños y, aunque no lo creáis, estaba tentada a ir a Mercadona a comprarme una tarta para soplar las velas, je,je....ya que no tenía muchas ganas de meterme en la cocina a prepararme la tarta. Estoy muy desganada con el tema tartas últimamente. La verdad es que la mayoría son laboriosas y aunque una vez que me pongo me animo, me cuesta dar el primer paso para entrar en la cocina y preparar una nueva tarta.



De cualquier manera tenía claro el estilo de tarta que quería, parecida a las de otros años y buscando encontré en el blog Mis Dulces Joyas una tarta preciosa, decorada de forma preciosa, y los sabores me convencían bastante. Aunque yo he prescindido de la cobertura, y tampoco le he puesto los bizcochos de soletilla que rodeaban a la suya. En fin, que he abreviado un poco, pero al final el resultado ha sido muy bueno y satisfactorio, y en sólo tres pasos. 

El bizcocho de la tarta es de pistachos. El corazón de la misma es una mousse de fresas, y el resto es una bavaroise de chocolate blanco.




INGREDIENTES:

Para el bizcocho de pistachos:

  • 3 huevos medianos
  • 50 gr. de azúcar blanco
  • 50 gr. de harina de repostería
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla
  • 40 gr. de pistachos triturados
Para la mousse de chocolate blanco:

  • 200 gr. de pulpa de fresas (lavamos y trituramos las fresas y posteriormente las colamos)
  • 180 ml. de nata para montar
  • 70 ml. de leche entera
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 100 gr. de merengue suizo
  • Para el merengue suizo:
  • 2 claras de huevo
  • 140 gr. de azúcar blanca
Para la bavaroise de chocolate blanco:

  • 5 yemas de huevo
  • 75 gr. de azúcar
  • 400 ml. de leche entera
  • 330 gr. de chocolate blanco troceado
  • 6 hojas de gelatina neutra
  • 400 ml. de nata para montar
Para decorar:
  • Fresas
  • Pistachos



PREPARACIÓN:

Lo primero que haremos será preparar el bizcocho, precalentamos el horno a 180º. Engrasamos un molde de 22 cm. y forramos la base con papel vegetal. Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen, añadimos la esencia de vainilla. Tamizamos la harina  e integramos con movimientos envolventes en la mezcla anterior. Por último añadimos los pistachos triturados. Mezclamos. Vertemos en el molde y horneamos durante unos 12 o 14 minutos. Sacamos del horno y dejamos durante unos cinco minutos dentro del molde. Desmoldamos después y envolvemos en film transparente hasta su uso.



Mientras, preparamos la mousse de fresa. Parra ello hacemos el merengue suizo, calentando el azúcar con las claras de huevo al baño María, hasta que el azúcar se haya disuelto completamente. Entonces batimos con unas varillas eléctricas (yo con el globo de la Kitchen Aid) hasta que se enfríe la mezcla y tengamos un merengue consistente. Apartamos los 100 gr. necesarios para la preparación y el resto lo reservamos para otra elaboración. 

Hidratamos las hojas de gelatina en agua fría y mezclamos con la leche que habremos calentado (sin llegar a hervir). Añadimos esta mezcla al puré de fresas. Incorporamos el merengue con la ayuda de una espátula al puré de fresas. Montamos la nata y añadimos a la mousse, con movimientos envolventes. Introducimos la mousse en un molde de 18 cm. engrasado y llevamos al congelador durante al menos 4 horas.


Pasado este tiempo preparamos la bavaroise de chocolate blanco. Calentamos la leche hasta que llegue a ebullición, mientras,  batimos las yemas con el azúcar hasta que blanqueen las yemas. Entonces añadimos poco a poco la leche colada y llevamos en un cazo al fuego, removiendo con unas varillas manuales, hasta que espese, sin llegar a ebullición. Retiramos del fuego y añadimos las hojas de gelatina hidratadas. Añadimos el chocolate blanco, dejamos durante unos minutos y después removemos bien hasta que el chocolate se derrita completamente. Enfriamos la mezcla y mientras montamos la nata. Una vez fría la mezcla y la nata montada añadimos  ésta a la mezcla del chocolate blanco con la ayuda de una espátula de silicona y con movimientos envolventes. 

Preparamos un molde desmontable de 22 cm., forramos la base con papel vegetal, introducimos el bizcocho de pistachos en el molde. Vertemos una tercera parte de la bavaroise de chocolate encima del bizcocho. Sacamos la mousse de fresa del congelador, desmoldamos. Con cuidado la ponemos dentro del molde, y presionamos un poco para centrarla en el molde. Cubrimos con el resto de bavaroise y llevamos al congelador de nuevo. Sacamos unas horas antes de servir y decoramos con fresas y pistachos troceados.



Bueno, pues espero seguir cumpliendo mucho más años aquí con vosotros con la satisfacción de volver a enseñaros una nueva tarta (con más o menos ganas de hacerla, je,je...como este año me ha pasado). 
Feliz fin de semana.



También te gustará

6 comentarios

  1. ¡Muchas felicidades! El esfuerzo ha merecido la pena y con creces. Es verdad que muchas veces cuesta dar ese primer paso y ponerse pero luego ves un resultado tan bonito y delicioso como esta tarta y se pasan todos los males. ¡Buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  2. ¡Que buen resultado! la tarta se ve riquisima
    saludos

    ResponderEliminar
  3. El corte me ha enamorado, felicidadessss

    ResponderEliminar
  4. Menuda tarta, si que es un poco laboriosa, pero muy sabrosa. Felicidades.
    besos

    ResponderEliminar
  5. muchísimas felicitades lo primero de todo!!! la tartà es realmente espectacular, y eso que no te apetecía meterte en faena.... seguro que te dio faena, però yo creo que el resultado ha valido la pena

    ResponderEliminar
  6. Felicidades guapa, una tarta ideal para la celebración. Un besazo.

    ResponderEliminar

Google+ Followers

Seguidores de BLOGGER

networked_blogs

Subscribe